CRISANTEMO

Los crisantemos florecen sobre todo a finales de septiembre hasta principios de noviembre, por lo que son ideales para esta temporada y para dar un poco de color a tu jardín o balcón. Ya que cuenta con muchas tonalidades y variedades diferentes. Sus cuidados son sencillos. Necesitan luz, no muy directa. Regar cuando el sustrato se vea seco, preferiblemente por absorción. Y podar después de su floración.